Sigue construyendo en la piedra indestructible

Asegurarnos de construir todo lo que somos, tenemos, y anhelamos en la piedra indestructible que es Cristo. Nos da toda la confianza que ningún viento contrario va a derribar lo que hemos hecho bajo su cobertura, su deseo, y su voluntad.

Hay una sola cosa que asegura lo que Dios ha hecho y seguirá haciendo en tu vida, y es el simple hecho que tu no estés construyendo en tus propios deseos ni voluntad. Tu estas esperando el tiempo preciso para cada cosa y cuando sea el tiempo de Dios y el cielo se abra a tu favor no habrá fuerza del maligno que pueda parar la lluvia de bendición que DIOS ha preparado para los próximos tiempos sobre tu vida. Te toca a ti asegurarte de no coger por caminos que Dios no ha dispuesto para tu vida.

El cielo se compromete con la tierra cuando ofrendamos 0obediencia, y no importa lo que tú estás viendo si no que tú sabes que, aunque haya días que te debilitas y que tu fe desmaya, al final dentro de ti puedes escuchar una voz que dice:
“TODO VA A ESTAR BIEN”

No porque lo merecemos, si no porque su gracia está comprometida con aquellos que tienen como fundamento al DIOS de lo imposible.

edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo, en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor; en quien vosotros también sois juntamente edificados para morada de Dios en el Espíritu.
Efesios 2;20-22.

Esta publicación esta disponible en: enEnglish